ARBOLES PETRIFICADOS AMPARO DAVILA PDF

Es de noche, estoy acostada y sola. Tu mano vuelve a acariciarme y nuestros labios se encuentran. Una ola ardiente nos inunda, caemos nuevamente, nos hundimos en un agua profunda y nos perdemos juntos. Estamos de vuelta. Todo se ha transformado. Se abren jardines y huertos; se abre una ciudad bajo el sol, y un templo olvidado resplandece.

Author:Kazikus Dizil
Country:Fiji
Language:English (Spanish)
Genre:Travel
Published (Last):17 March 2012
Pages:321
PDF File Size:17.51 Mb
ePub File Size:3.68 Mb
ISBN:316-6-55731-193-7
Downloads:55218
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Kazrakree



Tu mano vuelve a acariciarme y nuestros labios se encuentran. Una ola ardiente nos inunda, caemos nuevamente, nos hundimos en un agua profunda y nos perdemos juntos. Estamos de vuelta. Todo se ha transformado. Se abren jardines y huertos; se abre una ciudad bajo el sol, y un templo olvidado resplandece.

No quisiera escucharlas. No hablamos. No logro entender que ya te has ido y que estoy de nuevo sola. Vivimos una noche que no nos pertenece, hemos robado manzanas y nos persiguen. Ha llegado.

La llave da vuelta en la cerradura. La puerta se abre. Sigue lloviendo. Ese pasado antes de ti que ahora se desvanece y pierde todo sentido. Una parte de mi vida, estos minutos, se van contigo.

Cada despedida es un estarse desangrando, un dolor que nos asesina lentamente. Estamos llenos de palabras y sentimientos, de un silencio que nos confina en nosotros mismos.

Miras el reloj. El tiempo es una daga suspendida sobre nuestra cabeza. La ropa va cayendo sobre la silla, la cama se hunde cuando se sienta a quitarse los zapatos. Corro hacia ti y nos abrazamos largamente. Caminamos cogidos de la mano. Caminamos hacia el fin del mundo. El tiempo ha dejado de ser una angustia.

Suenan las doce en esta noche perdurable. Todo sentimiento aparte de nosotros se ha borrado. Velada por nubes altas pasa la luna como una herida luminosa en el cielo negro.

Se anudan las palabras en la garganta, son demasiado usadas para decirlas. Vivimos una noche siempre nuestra. Me afianzo a tus manos y a tus ojos. Es tan claro el silencio que nuestra sangre se escucha. El alumbrado de las calles ha palidecido. Ni un alma transita por ninguna parte. Tal vez ya estamos muertos

ASTM D482 PDF

Amparo Dávila: biografía, estilo, obras y frases

.

BURRIEL QUIMICA ANALITICA CUALITATIVA PDF

Amparo Dávila

.

EBERS MOLL MODEL OF TRANSISTOR PDF

.

TECNOLITE CATALOGO PDF

.

Related Articles