EL ARTE DE LA PRUDENCIA BALTASAR GRACIAN PDF

Ms se precisa boy para se r sabio c. No basta ser inteligente, se precisa la predisposicin del carcter. La mala suerte del necio es errar la voca- cin en el estado,!. Los acier- t0s adquieren valor por la admiracin que provoca la r.

Author:Nikokasa Shaktim
Country:Iran
Language:English (Spanish)
Genre:Photos
Published (Last):15 November 2019
Pages:223
PDF File Size:19.13 Mb
ePub File Size:17.64 Mb
ISBN:727-4-48897-794-5
Downloads:65095
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Goshura



Genio, y Ingenio. Llevar sus cosas con suspension. La admiracion de la novedad, es esti- macion de los aciertos. Es el recatado si- lencio sagrado de la cordura. El saber y el valor alternan gran- deza: porque lo son, hazen inmor tales: tanto es uno quanto sabe, y el sabio todo lo puede.

Hombre sin noticias, mundo a escuras. Hazer depender. No haze el nu- men el que lo dora, sino el que lo adora: el sagaz mas quiere necessi- tados de si, que agradecidos. Hombre en su punto. No se nace hecho: vase cada dia perficionan- do en la persona, en el empleo, ha:- sta llegar al punto del consumado ser- al complemento de prendas, de emi- [p.

Algunos nunca llegan a ser cabales, faltales siempre un algo, tardan otros en hazerse. El varon consumado, sa- bio en dichos, cuerdo en hechos, es admitido, y aun deseado del singular comercio de los discretos. Escusar vitorias del patron. Siempre la superioridad fue aborrecida, quanto mas de la misma superioridad. Son soberanos, y quieren serlo en lo que es mas. Gustan de ser ayudados de los Principes; pero no excedidos, y que el aviso haga antes [p.

Desmentir los achaques de su na- cion. Deven mas unos que otros a sus patrias, que cupo alli mas favorable el Zenit. No ay na- cion que se escape de algun original defecto, aun las mas cultas, que [p. Ay tambien achaques de la pro- sapia, del estado, del empleo, y de la edad, que si coinciden todos en un sujeto, y con la atencion no se previenen, hazen un monstruo intolerable.

Fortuna, y Fama. Lo que tiene de inconstante la una, tiene de fir- me la otra. Tratar con quien se pueda apren- der; sea el amigable trato escuela de- [p. Naturaleza, y arte: materia, y obra. Dexanos comunmente a lo mejor la naturaleza, acojamonos al arte.

El [p. Todo hombre sabe a tosco sin el artificio, y ha me- nester pulirse en todo orden de per- feccion. Obrar de intencion, ya segunda, y ya primera.

Milicia es la vida del hombre contra la malicia del hom- bre, pelea la sagacidad con estrata- gemas de intencion. Nunca obra lo que indica, apunta si para deslum- brar: amaga al aire con destreza, y executa en la impensada realidad, atenta siempre a desmentir. Echa una intencion, para assegurarse de la emula atencion, y rebuelve luego contra ella, venciendo por lo im- pensado.

Aumentase la simulacion al ver alcan- [p. Acude la observacion intendiendo su per- spicacia, y descubre las tinieblas re- bestidas de la luz: descifra la inten- cion mas solapada quanto mas sen- cilla. Desta suerte combaten la cali- dez de Piton, contra la candidez de los penetrantes rayos de Apolo. La realidad, y el modo. No basta la substancia, requierese tambien la circunstancia.

Tener ingenios auxiliares. Singular grandeza servirse de sabios: y que excede al barbare gu- sto de Tigranes, aquel que afectava los rendidos Reyes para criados.

Ay mucho que saber, y es poco el vivir, y no se vive si no se sa- be. Es pues singular destreza el estu- diar sin que cueste, y mucho por mu- chos sabiendo por todos. Hazen aquellos primero elec- cion de la licion: y sirvenle despues en quintes essencias el saber. Saber con recta intencion. Asse- guran fecundidad de aciertos. Mon- struosa violencia fue siempre un buen entendimiento casado con una [p.

La intencion male- vola, es un veneno de las perfeccio- nes, y ayudada del saber malea con mayor sutileza: Infeliz eminencia la que se emplea en la ruindad? Variar de tenor en el obrar no siempre de un modo, para deslum- brar la atencion, y mas si es emula. No siempre de primera intencion, que le cogeran la uniformidad, previnien- dole, y aun frustrandole las accio- nes. Facil es de matar al buelo el ave que le tiene seguido; No assi la que le tuerce.

Ni siempre de segun- da intencion, que le entenderan a dos vezes la treta. Aplicacion, y Minerva. No ay eminencia sin entrambas, y si con- curren excesso. Mas consigue una mediania con aplicacion, que una superioridad sin ella. Comprase la reputacion a precio de trabajo; poco [p.

The phrase in the aphorism 57 on page 44, "lo que mucho vale, mucho cuesta", refers a complementary sense. No ser eminente en el empleo vulgar, por querer ser mediano en el sublime, escusa tiene de generosidad; pero contentarse con ser mediano en el ultimo, pu- diendo ser excelente en el primero, no la tiene. Requierense pues natu raleza y arte, y sella la aplicacion. La esperanza es gran falsifica- [p.

Hombre en su siglo. Los sujetos eminentemente raros dependen de los tiempos. No todos tuvieron el que merecian, y muchos aunque le tuvieron no acertaron a lograrle. Arte para ser dichoso. Reglas ay de ventura, que no toda es acasos pa- ra el sabio; puede ser ayudada de la [p. Hombre de plausibles noticias.

Sabidu- ria conversable, valioles mas a algu- nos, que todas las siete, con ser tan liberales. No tener algun desoro. El sino de la perfeccion pocos viven sin [p. Lasti- male la agena cordura, de que tal vez a una sublime universalidad de prendas, se le atreva un minimo de- fecto, y basta una nube a eclipsar todo un Sol. Son lunares de la re- putacion, donde para luego, y aun repara la malevolencia. Suma destre- za seria convertirlos en realces. Desta suerte supo Cesar laurear el natural desaire.

Todo esto [p. Buen entendedor. No puede ser entendido el que no fuere buen entendedor. It could prove that it is his correction la rienda a la credulidad, en lo odioso picarla. Hallarle su torcedor a cada uno. Es el arte de mover voluntades; mas consiste en destreza que en resolu- cion; un saber por donde se le ha de entrar a cada uno: no ay voluntad sin especial aficion, y diferentes se- gun la variedad de los gustos.

Hasele de prevenir el genio primero, tocarle el verbo, despues cargarle con la aficion, que infaliblemente dara mata al alvedrio.

Pagarse mas de intensiones, que de extensiones. No consiste la per- feccion en la cantidad, sino en la calidad. Todo lo muy bueno fue siempre poco, y raro, es de descredi- to lo mucho. Aun entre los hombres los Gigantes suelen ser los verdade- ros Enanos. La exten- sion sola nunca pudo exceder de me diania, y es plaga de hombres uni- versales, por querer estar en todo, estar en nada.

En nada vulgar. No en el gusto. O gran sabio! Hombre de entereza. Siempre de parte de la razon, con tal teson de su proposito, que ni la passion vul- gar, ni la violencia tirana le obliguen jamas a pisar la raya de la razon.

COATRON M1 PDF

Follow the Author

Extractamos y resumidos algunos de los aforismos, e invitamos a la lectura completa del libro, merece la pena: Evita las victorias sobre el jefe, es de necios. El fondo y la forma. Hay mucho que saber y la vida es corta, y no se vive si no se sabe. Lo real nunca puede alcanzar a lo imaginado. El arte de la suerte. La buena suerte tiene sus reglas; no todo son casualidades para el sabio; el esfuerzo puede ayudar a la buena suerte. Algunos se contentan con ponerse confiadamente a las puertas de la Fortuna y esperar que ella haga algo.

AMINTIRI DESPRE VIITOR ERICH VON DANIKEN PDF

Oraculo manual y arte de prudencia

Trata con quien puedas aprender. Refina lo que te dio la naturaleza. Lo que se pule mejora lo malo y perfecciona lo bueno. Apunta hacia un objetivo, para deslumbrar, amaga al aire con destreza, pero en la realidad ejecuta lo que nadie espera, dejando siempre lugar para disimular tus verdaderos fines. Es el arte de manejar voluntades. Todo lo muy bueno ha sido siempre poco y raro.

ISO 3451-1 PDF

EL ARTE DE LA PRUDENCIA

.

Related Articles