LOS HIJOS DE LA MALINCHE OCTAVIO PAZ PDF

Next skip Ensayo. Primer Ensanche ensayo de vias de administracion de medicamentos, como elaborar un ensayo sobre un tema de interes Quitilipi. Retiro cesar davila andrade boletin y elegia de las mitas analisis, escribir un ensayo en ingles Navojoa. Santuario metodo cientifico para hacer un ensayo, ensayo clinico en frances San Bernardino Contla.

Author:Vir Togrel
Country:Malaysia
Language:English (Spanish)
Genre:Medical
Published (Last):17 July 2007
Pages:311
PDF File Size:9.87 Mb
ePub File Size:19.8 Mb
ISBN:869-6-17939-816-4
Downloads:98220
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Voodoomuro



Alejandra Rubalcava Ayala Tijuana, B. Pp Fondo de Cultura Econmica: Mxico. Los hijos de la Malinche La Malinche, reconocida como representante de Mxico, no es nada ms ni nada menos que un pasado. Ella, claro ejemplo de la adaptacin, fue el inicio del desencadenamiento donde resurgira la prdida de identificacin mexicana.

No slo ella fue influida, no slo a ella se le coloniz; y es que su pasado, fue mera esclavitud, como si fuera la seal o maldicin para Mxico, sus sucesores y progenitores, religiosamente hablando, el pecado original. A continuacin, no slo se hablar de la Malinche y como meramente es mencionado en el ttulo, sus hijos, sino que se expresar a una Malinche un poco ms metafrica, como un vida y no como una persona en s, pues aunque no pareciese, es ella quien demostr que el ser puede ser adaptado y sometido por el simple hecho de no tener mayor voto ni voz ante permiso de figuras que dicen ser superiores.

Los hijos de la Malinche, escrito por Octavio Paz, es un captulo que forma parte de la obra El Laberinto de la Soledad. Aqu se plasm el ser mexicano que habita tierras propias con sentimiento de ajenas, que fue despojado de su existencia, siendo un ser irracional para s mismo. Y no nada ms que sentirse como un ser accidental, que por mera necesidad de pertenencia y miedo a la desconocido, permiti ser parte de la cadena alimenticia de la innovacin.

Qu tanto se pudo salvar? La pregunta debera ser replanteada a un por qu no se salv? Ni siquiera la vergenza por el pueblo que nos vio nacer, todo fue enterrando, guardado en cajas en nuestro inconsciente, pero existiendo an ah, sumiendo responsabilidad sobre los actos que cada ser con una nacionalidad tendra como culpa, no poder ser, no poder estar, aunque ya eran y ya estaban.

Misma culpa, misma responsabilidad, no slo naci y surgi ah, pues tambin se puede observar en ms acontecimientos que tiene a todo mexicano atado de manos y pies. Y ahora, volviendo despus de aquella catarsis mexicana, me permito expresar todo aquello que posiblemente podra tomarse como reclamo o enojo, pues no, slo soy parte de un inconsciente colectivo, conformado por individuos que no tiene deuda con el mundo entero, sino que se es perseguido por la culpa de dar la mano y ser tomado por el pie.

A qu me refiero con esto? De aquellos fantasmas que Paz menciona, representados por los colonizadores, por aquellos seres que pensaron que no podra ser una ciudad civilizada. De los fantasmas que se habla, es de la mera culpa por ponernos las cadenas mismas de la esclavitud, por el miedo a no ser aceptados, a dejar esas races, olvidar nuestro lenguaje. Querer cambiar, vivir cambiando, morir siendo lo mismo, un simple mexicano con culpa de que nunca se permiti ser un ser libre, tener autoridad, adquirir conocimientos.

Qu tanto coraje tenemos nosotros, hijos de Malinche con nosotros mismos? La pregunta se responde sola con otra pregunta, Para qu tener coraje? Referencias: Paz, O.

Todo ser, perteneciente a una costumbres, todos tenemos cambios, y negativos. No hay lamentacin ms triste luchando y buscando descubrir en dnde Corts sigue buscando. Y que mejor forma de representar que burlndose de lo que odia, bien se puede representar con los comentarios, que matan su mismo uso con lgrimas en forma de palabras innecesarias. A qu se quiere llegar entonces con todo esto? A que toda festividad representada por Mxico, es en ocasiones una forma de sublimar todo aquello que en verdad le molesta, pues celebra sus derrotas, sus penas las ahoga en alcohol, pero sin darse cuenta, que aunque a los Dioses equivocados, sigue venerando a alguno, sigue creyendo en irracionalidades que para s mismo, continan sin sentido.

Se conoce bien, y tambin es mencionado en la lectura del captulo, el evento del 15 de Septiembre, su representacin verdadera, que se busca gritar, correr, alejar de aquellos seres que fueron y que traicionaron a Mxico.

Y en realidad, qu es traicin? En verdad se puede vivir como una traicin el evolucionar, o se encuentra tambin un arraigamiento hacia lo que no se quiere aceptar.

Y ahora, representndose tambin como la mayor expresin de dolor y de burla, se encuentra la palabra chingada, una muy buena expresin que trata de muchos significados encontrados para dar connotaciones distintas, para referirse a muchos aspectos de como el mexicano en ocasiones, se puede sentir, chingado. No es de extraarse su suplantacin de ideales, su interpretacin de abuso ante la palabra, pues es meramente como se expresara cualquier persona si hubiera sido timado y humillado, si hubiera credo y cado en un viejo truco.

Es interesante poder recalcar la manera de que Mxico, jams ha sido un pas sin futuro, ni cultura, o costumbres, es siempre un pas de vivos colores, pues quiere vivir.

Es jun centro universal demandante de atencin y de logros. Aquel puerto que brinda siempre amabilidad y sumisin a toda entidad diferente que venga a colonizar nuestra persona. Mxico, tiene riquezas de en muchos aspectos, y aunque en muchos rincones de ste hermoso pas se grite Despierta Mxico en realidad, el que debe despertar y resurgir, es aquel mexicano ancestral, perteneciente a un ser azteca, zapoteca, mixteca o mexica, a un individuo que fue timado y esclavizado en el inconsciente y no puede salir, no encuentra manera de pedir a gritos que sea reconocido.

Mxico no debe ser despertado por sus habitantes, Mxico debe ser colonizado de nuevo, no por espaoles ni por colonos ni por nadie ms que por su Referencias: Paz, O. Finalmente, se debe comprender que el mexicano no es hijo ni de la Malinche ni de la Chingada, el mexicano es hijo de Mxico. Intereses relacionados.

ALAIN ROBBE-GRILLET JEALOUSY PDF

Los Hijos de La Malinche

Nuestro recelo provoca el ajeno. Si nuestra cortesa atrae, nuestra reserva hiela. Y las inesperadas violencias que nos desgarran, el esplendor convulso o solemne de nuestras fiestas, el culto a la muerte, acaban por desconcertar al extranjero. La sensacin que causamos no es diversa a la que producen los orientales. Tambin ellos, chinos, indostanos o rabes, son hermticos e indescifrables. Tambin ellos arrastran en andrajos un pasado todava vivo. Hay un misterio mexicano como hay un misterio amarillo y uno negro.

DT830B MANUAL PDF

Ensayo-Los Hijos de La Malinche por Alejandra Rubalcava

Nuestro recelo provoca el ajeno. Hay un misterio mexicano como hay un misterio amarillo y uno negro. El contenido concreto de esas representaciones depende de cada espectador. Pero todos coinciden en hacerse de nosotros una imagen ambigua, cuando no contradictoria: no somos gente segura y nuestras respuestas como nuestros silencios son imprevisibles, inesperados.

ED LEEDSKALNIN BOOK EVERY HOME PDF

El laberinto de la soledad de Octavio Paz

Alejandra Rubalcava Ayala Tijuana, B. Pp Fondo de Cultura Econmica: Mxico. Los hijos de la Malinche La Malinche, reconocida como representante de Mxico, no es nada ms ni nada menos que un pasado.

Related Articles